Últimas novedades desde la COP21

Últimas novedades desde la COP21

Por:
Profonanpe
1 de Junio 2016
COP 21

Durante los últimos días, se han dado varias reuniones y conversaciones con miras a alcanzar un acuerdo global de cambio climático, sin embargo, no han sido los suficientes como para alcanzar un consenso que pueda ser legalmente vinculante.

El día miércoles 9 de diciembre, el presidente de la COP21 y Ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius; recibió la nueva versión del borrador del Acuerdo Climático, con 29 páginas y 320 asuntos que aún están pendientes de alcanzar un acuerdo. Según comentó Fabius “hemos avanzado, pero todavía queda mucho por hacer”.

Temas claves por resolver

Para los negociadores presentes en la COP21, si bien se ha avanzado un largo trecho, aún no existe un acuerdo sobre algunos puntos que son esenciales. Fabius anunció que presidirá un grupo de consultas informales sobre los temas cruciales e interrelacionados del acuerdo que todavía están pendientes de resolver como el financiamiento para la transición hacia una economía "descarbonizada; el nivel de ambición del acuerdo (si es que este será vinculante o no); la diferenciación los esfuerzos entre los países (en particular entre países en desarrollo y desarrollados); y si es que 1.5 o 2.0 grados C° de incremento de la temperatura son aceptables hasta el fin del siglo; esto solo por mencionar algunos puntos.

De igual modo, Manuel Pulgar-Vidal, nuestro actual Ministro del Ambiente y presidente de la COP20, dirigirá varios grupos de consulta paralelos, en temas que fueron considerados como “recurrentes” en los comentarios de los países, como por ejemplo pérdidas y daños; mecanismos de cooperación, bosques y preámbulo del Acuerdo.

El ministro Fabius ha solicitado tener un borrador final del Acuerdo para el jueves 10 de diciembre al final del día, a fin de asegurar su traducción y validación jurídica para su adopción el día viernes 11 de diciembre a las 18h en París (alrededor de las 12 del mediodía en Perú).

Reacciones de los países ante el nuevo borrador del Acuerdo Climático

A continuación, presentamos algunas de las posiciones de los principales bloques de negociación con respecto al nuevo borrador del Acuerdo que fue presentado el día de ayer:

G7 y China (agrupa a la mayoría de países desarrollados) a través de su representante sudafricano: Compartió su preocupación por ver el principio de diferenciación entre países desarrollados y en desarrollo no bien representado en el texto. De igual modo, dio a conocer su insatisfacción sobre el componente de adaptación a los efectos del cambio climático, elemento crucial para los países en desarrollo. Observó la falta de visión de largo plazo y de predictibilidad en cuanto al apoyo a países en desarrollo y se declaró a favor de la opción de tratar el tema de pérdidas y daños -efectos del cambio climático a los cuales uno no se puede adaptar- como un tema separado del artículo sobre adaptación. Afirmó que se necesita una institución permanente para gestionar este tema, así como abordar los temas transversales como la diferenciación, ambición y financiamiento, permitirá desbloquear muchos puntos en el texto.

AILAC (agrupa a Perú, Chile, Colombia, Panamá, Guatemala, Costa Rica, Honduras y Paraguay) a través de su representante de Guatemala: Afirmó que hay elementos que no se pueden retirar si se desea lograr un acuerdo ambicioso, solicitó además que el acuerdo sea legalmente vinculante para todos. Sostuvo que varios temas sobre adaptación fueron retirados del texto. “Es un tema clave para los países en desarrollo, queremos verlo de nuevo en el texto”, indicó. Destacó la importancia del tema de pérdidas y daños y solicitó fortalecer el elemento de compromisos nacionales, en particular su verificabilidad. Según AILAC, es clave abordar el tema de vulnerabilidad de los países en desarrollo frente al cambio climático; América Latina es una región altamente vulnerable, indicó. Finalmente, pidió mantener la referencia a derechos humanos, así como los temas de género y equidad intergeneracional.

Unión Europea, a través de su representante: Se declaró preocupado por subir el nivel de ambición del texto. Por ejemplo, indicó que el texto debe incluir una revisión periódica, cada 5 años, de los compromisos de los países que permita subir el nivel de ambición cada cierto tiempo. Afirmó que después del 2020, “todos los países en posición de hacerlo” deben aportar al apoyo financiero. Según el Grupo, falta claridad sobre el elemento de pérdidas y daños, por ejemplo faltan objetivos cuantificables. Finalmente, lamentó que el transporte internacional no está mencionado en el texto.

Grupo Árabe (agrupa a 22 países árabes), a través de su representante de Arabia Saudita: Declaró que todos los países están representados en el texto; y pidió volver a incorporar en el texto el concepto de co-beneficios de la adaptación para la mitigación. “No vamos a aceptar cualquier objetivo que amenace el desarrollo de nuestros países, a nuestra capacidad de erradicar pobreza y asegurar la seguridad alimentaria. Y una de las propuestas impide eso, la ciencia lo muestra” aseguró. Asimismo, se mostró preocupado por el concepto de “países en posición de hacerlo”.

Grupo de Integración Ambiental (agrupa a México, Corea, Suiza, Liechtenstein y Mónaco), a través de su representante de Suiza: El representante se mostró preocupado porque, según indicó, el texto en su conjunto no está equilibrado, en especial cuanto a temas de financiamiento. Indicó que no es representativo de las opciones puestas sobre la mesa. Declaró que falta considerar en el texto las emisiones de los sectores sector aviación y transporte internacional.

Grupo Paraguas (coalición de países desarrollados que no pertenecen a la UE, y que incluye entre otros a Estados Unidos, Japón y Rusia) a través de su representante de Australia: Declaró que se han adoptado algunas opciones que no reflejan el consenso y que quedan cuestiones críticas, en particular la diferenciación. Afirmó que, sobre esto último, el acuerdo de París debe fijar un camino claro, en particular en cuanto a responsabilidades, reconociendo el contexto cambiante de la economía global. Según el grupo, el examen de los compromisos nacionales cada 5 años es fundamental.

Grupos de los Países Africanos, a través de su representante de Egipto: Según indicó el grupo, el tema de la diferenciación debe ser reflejado en el acuerdo, en particular en temas de mitigación, finanzas y transparencia. Se mostró preocupado de que no se establezca con claridad que el acuerdo depende de los principios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC). De igual modo, afirmó que en el elemento de adaptación, falta el componente de financiación, solicitó que África sea considerada como una región vulnerable.