Agricultores recuperan papa, maíz y quinua en riesgo de desaparición

Agricultores recuperan papa, maíz y quinua en riesgo de desaparición

Por:
Profonanpe
14 de octubre 2020
Personas recibiendo retribuciones durante el evento

En la comunidad campesina de Choquecancha del distrito de Lares, se llevó a cabo la ceremonia de retribuciones por conservación de agrobiodiversidad (ReSCA) de la campaña agrícola 2019-2020. La ceremonia fue transmitida en vivo, lo que facilitó la presencia virtual de la Ministra del Ambiente, Kirla Echegaray.

En el evento participaron representantes de 93 familias de comuneros de 6 comunidades campesinas del distrito de Lares. Entre tanto, la Ministra Kirla Echegaray, se dirigió a las autoridades del distrito y a los comuneros conservadores de agrobiodiversidad, transmitiendo su compromiso de seguir fortaleciendo la conservación de la Agrobiodiversidad desde diversas instancias para enfrentar diversos problemas como la anemia y la desnutrición.

Ministra Kirla Echegaray: "Gracias por producir y conservar la comida del presente y del futuro de nuestro país"

Ministra Kirla Echegaray presente en el evento

 

Este evento es promovido por el Ministerio del Ambiente, Gobierno Local de Lares, Comunidades Campesinas, Proyecto GEF Agrobiodiversidad del Ministerio del Ambiente, FAO y Profonanpe.

 

Retribución por conservación

Los agricultores en las regiones de intervención del Proyecto GEF Agrobiodiversidad han emprendido durante esta última campaña agrícola 2019-2020 la recuperación de cinco cultivares de quinuas amargas y de colores en Puno, ocho de maíz en Cusco, 12 de papa en Huancavelica y 25 de papa en Apurímac. Fueron las comunidades campesinas quienes identificaron los cultivares en situación de riesgo de desaparición.

La agrobiodiversidad brinda una gran fuente nutricional y conserva una valiosa diversidad genética para enfrentarnos a los diversos desafíos del cambio climático en nuestro país y en el mundo. Por ello, debemos continuar visibilizándola y poniéndola en valor, así como reconocer y retribuir a las familias de agricultores, mujeres y hombres, que nos han permitido mantenerla hasta el día de hoy.

 

El dato:

Se ha dado inicio a la nueva campaña 2020- 2021 y se espera el incremento de áreas cultivadas, de familias conservacionistas y la propagación de las semillas recuperadas con el consecuente aumento en la producción y productividad, así como en las retribuciones que se está comprometiendo el MINAM a través de su proyecto GEF Agrobiodiversidad.